domingo, noviembre 02, 2008

Otra vuelta de tuerca en el Tibet


Los chinos, o mejor dicho el gobierno chino, de vez en cuando suelta alguna cosa que a primera vista parece una tontería digna de cualquier mente dictatorial, pero como todas las tonterías dictatoriales la cosa tiene su enjundia y como es natural tienen sus consecuencias que en la mayoría de los casos desembocan en mas opresión, mas control y por consiguiente mas dolor.
Hace unos días me comentaron que el gobierno chino había prohibido el renacimiento del Dalai Lama y por derivación de otros lamas significativos para otras escuelas.
Suena de gilipollas ¿verdad?, es como si el gobierno de cualquier país prohibiera la transubstanciación del pan y el vino en el cuerpo y la sangre de Cristo. Pero lo que realmente se pretende es controlar de una forma absoluta las creencias de los budistas que viven en todos los territorios bajo su mando, especialmente los tibetanos.

Eso ha sido el primer paso, obviamente el segundo paso sería matizar la gilipollez y modificar las cosas un poquito, y esa modificación sería simplemente la creación de una junta o comité, o comisariado o lo que sea que “verifique” la autenticidad de las encarnaciones o tulkus y de esa manera colocar como líderes de las escuelas a las personas adecuadas para sus fines. El plan es sencillo, hay que controlar de la manera que sea las creencias de la gente, y para eso lo mejor es colocar a marionetas como líderes de las distintas escuelas budistas.Esto todavía no lo han hecho pero demos tiempo al tiempo.

También es posible que hayan decidido apretar un poco mas las tuercas en el proceso de aniquilar la cultura tibetana, quien piense que no lo han pensado bien se engaña.
Los chinos han aprendido que para aniquilar a un pueblo no es necesario matarle, con destruir su cultura ancestral y al mismo tiempo imponer la suya el proceso se completa en pocas décadas, con algunos fragmentos que queden para llenar algunas salas de los museos es mas que suficiente para contentar a los turistas ávidos de exotismo.
No se puede ser más ignorante sobre lo que significa el fenómeno del renacimiento para los budistas tibetanos y sobre lo poco que importa que el renacimiento de un lama sea en el cuerpo de un tibetano o de una canadiense.

Los chinos no se han enterado todavía que el proceso de expansión del budismo tibetano ya no está circunscrito al territorio del Tíbet, el budismo tibetano ya no tiene su sede en los lugares históricos y monasterios donde nacieron o se desarrollaron las escuelas y corrientes de pensamiento.
No se han enterado que el budismo tibetano ha arraigado en occidente y que los budistas occidentales no tienen ninguna obligación de obedecer las consignas del gobierno chino y que cosas como esta solo demuestran la ignorancia y la falta de sensibilidad hacia las sagradas creencias del pueblo tibetano.

Sean bienvenidos los renacimientos de lamas en occidente, porque aquí pueden nacer las veces que les de la gana, nadie se lo va a prohibir y por supuesto sobre este tema los chinos no tienen nada que decir, aunque sería desternillante el verles protestando diplomáticamente por el renacimiento de un lama en un país occidental.

Es mas, ya hace tiempo que en occidente están renaciendo lamas, así que llegan tarde. De la misma manera los chinos llegan tarde prohibiendo al Dalai Lama renacer, porque el Dalai Lama en numerosas ocasiones ha dicho que posiblemente el sería el último Dalai Lama y que todo dependería de la utilidad de la institución.

No se que pensará de esto el comité olímpico que tan buenas migas hizo con esta gente para gozo de los mercaderes de productos deportivos, pero claro, seguramente estas cosas les resulten indiferentes; porque sensibilidad lo que se dice sensibilidad parece que solo la tienen ante los músculos de los atletas y no ante el dolor de mucha gente. Sobre esto ya se vio y se escucho más que bastante antes, durante y después de la juerga olímpica.
Lo malo de este mundo es que a poca gente le importa lo que le duela a su vecino, eso es así, y de eso se valen.

6 comentarios:

pe-jota dijo...

Por que lo explicas tú que sino parecería de chiste, malo, pero de chiste, ya sabes que en este mundo a parte de la muerte el otro mal que parece que nunca tendrá cura será la estupidez y esta campa libremente.

Homo-Sapiensis dijo...

El regimen chino, dentro de su patética filosofía de querer controlar todo, pretende tambien controlar las bases del mismo pensamiento budista, se creen dioses, será eso?... que deliran de esta manera?. Bueno, peor para ellos, porque su caida será mas estruendosa aún. Un abrazote

finnegan bell dijo...

el régimen chino quiere poner puertas al campo: internet, el tibet... todo son bombas de relojería que, tarde o temprano, les acabarán estallando en los morros. porque, oigan, también cayó el imperio romano, cayó el egipto de los faraones, la armada invencible fue vencida y a aquiles le dieron justo donde más le dolía. todo es cuestión de tiempo. y de paciencia.

VIC dijo...

¿Y que ocurriría si el Dalai Lama dejara la rueda de las reencarnaciones?

Un saludo ARD.

VIC

ARD C dijo...

Pe-Jota:
Pues si Pe-Jota la estupiedez es algo que por desgracia abunda, la lástima es que la estupidez a veces suele producir enormes desastres.
Homo Sapiensis:
Bueno, dentro de su política de control, entra sin duda el control del pensamiento y de las creencias, sobre esto habría mucho que decir, pero en resumen es tener un pensamiento simple para enfrentar un problema complejo, es decir, para solucionar el problema del Tibet para los chinos, lo mejor es usar una goma de borrar, se borra la cultura tibetana y ya no hay tibetanos.

Finnegan:
Bueno, si, todas las culturas que citas han caido pero ¿y si lo que ahora ocurre en China es el inicio de una nueva civilización? mal asunto ¿verdad? porque quedarían las fases de su auge su decandencia y descomposición y eso en cifras chinas supone unos 1000 años y me quedo corto.
Vic:
Para empezar para que el Dalai Lama dejara la rueda de los renacimientos debería dejar de ser la emanacion del Bodhisatva de la compasión Avalokitesvara, y eso es prácticamente imposible por los votos que ha hecho,entre los que se encuentra el de renacer y morir continuamente mientras haya un solo ser vivo que sufra y pueda serle de ayuda.
Otra cosa es que la institución del Dalai Lama desaparezca, pues no pasaría nada, el budismo continuaría su marcha auqnue seguramente ya sin ser Dalai Lama , este ser especial renacería en cualquier sitio donde se le necesitara.

Muchas gracias por vuetsra visita y vuestros coemntarios.
Abrazotes.

Candela dijo...

No es el único gobierno que quiere controlar Internet, Europa tambien esta trabajando por sacar leyes encaminadas en controlar, perseguir y castigar a los usuarios que no utilicen Internet como ellos quieren, intentan anular toda capacidad de crítica, perseguir y castigar la libertad de expresión que por ejemplo utilizamos en los blogs, a tomar por culo la privacidad podrían entrar en tu pc para someterte a controles de todo tipo con la excusa de defender la economía nacional o a los autores, aplicar la ley de contrabando si encuentran copia de software, amenazando la arquitectura abierta de Internet. No creo que el gobierno Chino sea estúpido, más bien cruel y sin escrúpulo, ni respeto por los derechos humanos y una vida digna.