jueves, marzo 27, 2008

Recordando a Sonam Wangdu


Sonam Wangdu murió hace ya unos años, Sonam Wangdu era un hombre sencillo que vivía en Lhasa.
Sonam Wangdu tuvo la mala suerte de ser detenido por la policía china por el horrible delito de manifestarse pidiendo un poquito de libertad.

Sonam fue encarcelado y torturado, las torturas fueron tan horrorosas que pedía que le mataran. En una de las palizas le partieron las vértebras, su médula espinal se vio afectada y quedó parapléjico; con esto no acabaron las palizas, el que no sintiera nada de cintura para abajo no quería decir que el horror hubiera acabado, el horror continuó.

Fue condenado a pasar una temporada en la cárcel (no recuerdo los años exactos), cuando salió fue para morir.

Sonam Wangdu era un hombre bueno y alegre pese a las restricciones a que se veía sometido y cumplidor del Dharma, nunca le hizo daño a nadie, Sonam solo quería lo que querían los tibetanos muertos hace unos días, lo mismo que los tibetanos encarcelados y torturados, lo mismo que los desaparecidos de hace unos días y los que van a desaparecer.

Los tibetanos solo quieren ser tibetanos, y vivir en paz en su tierra que de la sangre inocente que la ha encharcado es mas sagrada que cualquier reliquia u obra de arte.

El bien vencerá, el mal será derrotado.