sábado, noviembre 03, 2007

25


Otro día de los difuntos que ha pasado, los cementerios se han visto llenos de gente visitando a sus difuntos, pero hay difuntos que no son visitados por nadie, tal vez han sido olvidados y no hay quien les recuerde, han muerto totalmente.

Hay otros cementerios que no son visitados por nadie, son los cementerios de la indiferencia donde se entierran los juguetes rotos o las cosas y personas que han dejado de ser interesantes por la causa que sea.
Enterrados en hielo y esperando que un alma piadosa derrita esa gélida tumba o que el hielo se convierta en tierra y la muerte sea definitiva.

Los enterrados en hielo envidian a los sepultados en la tierra, al menos estos no tienen que soportar nada ni desear nada ni pensar en nada.