jueves, noviembre 01, 2007

24


No he estado en Japón, pero ayer por la tarde en Madrid, pude saborear una delicia japonesa.

El metro lleno, la gente empujando para entrar en los vagones, tufo a sudor, desodorantes y halitosis varias, amén de achuchones y sobos varios que supongo que me dieron sin malicia.

Me dice mi amigo P.G. residente en Madrid que el transporte público esta fatal y le creo, le creo porque jamás había visto y vivido una cosa así, los autobuses otro tanto de lo mismo.
¿Como demonios esperan que la gente deje de usar sus coches para desplazarse si no hay medios suficientes?, no lo entiendo, en serio que no lo entiendo.

3 comentarios:

shysh dijo...

Demasiada gente metida en muy poco espacio y todo el mundo queriendo ir a los mismos sitios o al otro lado. Con suerte no te robaron la cartera.

Lucía dijo...

Cuánta razón! El transporte público cada vez va a peor! Cada vez más gente, cada vez más agobio, más estrés..En fin..

Me gustó tu blog y me animé a dejarte mi huella por aquí :)

Ard C dijo...

Hola Shysh, habia tanta gente metida en tan poco espacio que era prácticamnete imposible moverse, así que no se como podrían habermela robado, eso si, sobarme bien que me sobó alguna mano pecadora.

Hola Lucia, gracias por venir, pásate cuando quieras un placer conocerte.

Abrazos.