lunes, agosto 11, 2008

Lorca y Buda


De Federico García Lorca se han escrito muchas cosas, siendo un admirador de su obra solo puedo decir que me gustan muchas de sus cosas, otras no me gustan tanto.
Hoy he encontrado de casualidad (¿De verdad existen las casualidades?) una sorpresa muy agradable.

Lorca a sus veinte años y teniendo por delante una vida que mas tarde le fue arrebatada de forma infame, escribió un poema sobre Siddhārtha Gautama, el Buda.
El poema es bellísimo y aunque se ha perdido una parte lo que queda ya es suficiente.
Yo que tengo la osadía de llamarme budista y que soy admirador de su obra me siento en deuda.
Gracias Federico.

El poema

El palacio en sombra
Enseña brumoso sus oros bruñidos
La cálida noche derrite sus tules
Entre las estrellas rojizas y azules.
Lloran los chacales en junglas perdidos.

En el estanque lotos sangrientos
Lirios de agua, palmas, umbrías
En los jardines altas palmeras
Se inclinan lánguidas y severas
Acompasando sus melodías

Dulces magnolias majestuosas
Dan su fragancia sobre las cosas.
Noche de luna. Raro consuelo.
Arturo llora su luz de cielo
Flores, divinas... Piedras, preciosas.

(una cuartilla falta aquí)

Abriole la puerta de calma infinita
después esfumose. Siddhartha medita.
Una voz celeste suave musita
"Tú eres Tathagatha, puro, sin igual".

En fondos dorados entre rosas blancas
Lució sus encantos la diosa Verdad
El iluminado quedose hierático
Aspirando triste un perfume enigmático
Que manaba lento de la eternidad.

El cuerpo sin alma subió al aposento
Yashodara y el niño dormían
Siddhartha sintió un agobio violento
Corazones en sombras yacían...
Grave palpitaba el firmamento.

Se arrancó la flecha que le lanzó Mara
Traspasando salió de la estancia
Dulce el corazón se durmió en la fragancia
Que la luz del cielo le dejara.
Y marchó con la Bienaventuranza

Siddhartha solloza. El palacio lejano
Enseña entre ramas sus oros bruñidos
La cálida noche derrite sus tules
Entre las estrellas rojizas y azules.
Lloran los chacales en junglas perdidos.

EL poema, así como la reseña y fotos de las cuartillas donde está escrito de su mano se peude ver aquí

4 comentarios:

shysh dijo...

Hola señor Ard. Precioso poema aunque la rima me suene forzada. Usted no cree en las coincidencias? Yo sí. Hay ejemplos varios que las demuestran. Saludos, ya estoy de vuelta.

finnegan bell dijo...

un poema precioso. soy más fan del lorca sencillo; este lo encuentro un poco barroco aunque, la verdad, la temática lo requiere.

yo tampoco creo en la coincidencia. todo pasa por algo.

besos y abrazos.

pd. un día de estos le mando un mail y hablamos, que hace mucho que no sé de usted...

pe-jota dijo...

Un precioso regalo veraniego, de una promesa que quedó rota por la irracionalidad y la brutalidad, a dónde habría llegado, cómo hubiera sido Lorca en una total madurez, jamás lo sabremos, pero podemos intuir su grandiosidad, por la genialidad de lo que dejó cuando nos abandonó.

ARD C dijo...

Shysh: Bienvenido a estas latitudes, celebro que ya esté usted de vuelta.
Creo que me he expresado mal, en realidad lo que digo es que me cuesta creer que las coincidencias solo sean eso, pienso que mas que casualidad existe causalidad y si me pide que se lo explique va a ser dificil, porque es una de las muchas creencias irracionales que tengo.

Finnegan:
Gracias por la visita y a ver si nos comunicamos en una de esas cartas enormes y agradables.

Pe-Jota:
A lo que dices poco mas que añadir, solo darte la sgracias por la visita.

A los tres abrazotes y gracias por la visita.

Ardc