sábado, marzo 01, 2008

Cantar, si torna, el dolorós amor

Febrero se ha acabado y me gustaría decir muchas cosas, pero prefiero que las diga Maria del Mar Bonet con su canción La Dansa de la Primavera.
Por el respeto y admiración que tengo a esta Señora, no me atrevo a tener la osadía de traducir la letra, que seguramente lo haría mal y la dejaría sin parte de su espíritu.

LA DANSA DE LA PRIMAVERA

Febrer m'ha duït la carta tan precisa:
vol que els lilàs s'obrin pels dits
i, en el cor, m'hi creixi una palmera.
Què exigent que ve la primavera!

Què exigent que ve la primavera,
i el meu cor tan malaltís,
tenc por que es cremi dins de la foguera,
no puc desfer-me del seu encís.

No puc desfer-me del seu encís,
obrir les branques i ballar amb ella,
pentinar-me al seu vent la cabellera,
cantar les llunes de les seves nits.

Cantar les llunes de les seves nits,
cantar vermells de la tardor,
cantar el silenci de la nova neu,
cantar, si torna, el dolorós amor.

Cantar, si torna, el dolorós amor
i néixer un poc més en l'intent,
i créixer un poc més cada entretemps
i volar amb el vent i les noves llavors.

Volar amb el vent i les noves llavors;
qui sap on el vent em portarà,
a dins el cor d'una terra antiga,
o creixeré al fons de la mar.

Febrer m'ha duït la carta tan precisa:
vol que els lilàs s'obrin pels dits
i, en el cor, m'hi creixi una palmera.
Què exigent que ve la primavera!

Abrazos

2 comentarios:

j2 dijo...

LA DANZA DE LA PRIMAVERA
Febrero me ha traido la carta tan precisa:
quiere que las lilas de abran por los dedos
y, en el corazón me crezca una palmera.
Que exigente viene la primavera!

Que exigente viene la primavera!
Y mi corazón tan enfermizo,
tengo miedo que se queme dentro de la hoguera,
no puedo deshacerme de su hechizo.

No puedo deshacerme de su hechizo.
abrir las ramas y bailar con ella,
peinandome en su viento el pelo,
cantar las lunas de sus noches.

Cantar las lunas de sus noches,
cantar rojos del otoño,
cantar el silencio de la nueva nieve,

Cantar, si vuelve, el doloroso amor
y nacer un poco más en el intento,
y crecer un poco más cada descanso
y volar con el viento y las nuevas semillas.

Volar con el viento y las nuevas semillas;
quien sabe donde el viento me llevará,
dentro del corazón de una tierra antigua,
o creceré en el fondo de la mar.

Febrero me ha traido la carta tan precisa:
quiere que las lilas de abran por los dedos
y, en el corazón me crezca una palmera.
Que exigente viene la primavera!

Un fuerte abrazo

ARD C dijo...

J2:
Muchas gracias por la traducción, un detalle por su parte.
Abrazos